Estudiantes de Las Cabras aprendieron a fabricar cremas, ungüentos y té gracias a proyecto financiado por INJUV O’Higgins

Cremas faciales y regeneradoras, ungüentos medicinales y variedades de té, son los productos que los estudiantes que forman parte del Ecoclub Lifae de la comuna de Las Cabras, aprendieron a fabricar gracias a la adjudicación de un proyecto del Fondo Acción Joven Participa del Instituto Nacional de la Juventud, INJUV, de la Región de O’Higgins.


“Hoy en día los jóvenes están liderando las materias en temas medioambientales y el uso de alternativas medicinales. Es por eso que como INJUV estamos felices que este grupo de estudiantes aprenda una nueva forma de utilizar estos elementos, como las plantas medicinales
que ya tenían en su huerto. Es una mezcla de cuidado del medioambiente y de emprendimiento, porque ellos están adquiriendo conocimientos y competencias para generar recursos”, indicó el Director Regional de INJUV O’Higgins, Richard Torres Rivas.


El proyecto “Junto al Sol y las Plantas Medicinales, emprendemos en la escuela”, fue presentado por el Ecoclub del Liceo Francisco Antonio Encina al Fondo Acción Joven Participa de INJUV 2019.
Según la coordinadora de esta iniciativa, Evelyn Riveros, fueron 22 alumnos del establecimiento los que trabajaron en esta idea, los que durante más de un mes y con el apoyo de un funcionario del Cesfam de la comuna, aprendieron a fabricar cremas, ungüentos y te a granel y en bolsas
difusoras, todo en base a plantas medicinales sin aditivos.


“En el establecimiento contamos con un invernadero de plantas medicinales y en ese invernadero tenemos todas las especies que ellos trabajaron. Ellos hacían una recolección de las plantas y en
base a las materias primas que necesitaban fabricaban los productos”, indicó Evelyn Riveros.
Los jóvenes que participaron del proyecto se mostraron muy entusiasmados y felices de participar de esta iniciativa. Cristóbal Alarcón fue uno de estos estudiantes, para él fue una experiencia muy
atractiva “pude aprender muchas cosas, no sabía que se podían hacer tantas cosas con las plantas.
Ahora también puedo hacerlas y no solo para ganar dineros, sino que también para quienes lo
necesitan”, precisó.

Nota:

Erika Leiva Calderón
Encargada de Comunicaciones
Dirección Regional O’Higgins
Instituto Nacional de la Juventud