CONMOVEDORA CARTA DE PADRE QUE PERDIO A SU HIJA EN ATROPELLO

Estimados lectores/as, como Directora General de este medio informativo, me quiero permitir una licencia. Hace unas horas atrás, un querido amigo me hizo llegar una carta muy emotiva en la cual clama justicia por su hija, una joven, hasta hace poco, llena de vida, recién egresada de la universidad, con un futuro exitoso esperándola, y que desgraciadamente perdió la vida en un atropello igualmente desgraciado. Su padre, desconsolado, clama por justicia, esa misma justicia que muchas familias no han tenido hasta ahora ante diversas situaciones que les aquejan. Este espacio, Cartas al Director, está diseñado precísamente para dar un lugar de expresión a todas esas personas que necesitan ser oídas. Les dejo entonces,  esta publicación. Gracias.

“No quiero que mi hija sea una estadística más, y por el amor a la vida y a mi niña, como también sentir de algún modo interpretar a tanta víctima de la imprudencia en la conducción que queda desolada y sin justicia”, escribió Enrique Olivares a la fiscalía de Coquimbo para que aclare la muerte de su hija Soraya.

Soraya Olivares, de 25 años, perdió la vida el pasado 8 de febrero en Coquimbo tras ser atropellada junto a su pololo, Daniel Castro, quien resultó policontuso. El victimario quedó con firma mensual mientras dura la investigación. Su familia busca con la campaña en Facebook “Justicia por Soraya” revocar esta medida y que se endurezcan las penas para este tipo de crímenes.

“Detrás de cada víctima hay una historia de vida, muertes que deben hacerse públicas para que se tome conciencia en la conducción, para que se mejore la justicia”, explica el padre de Soraya, Enrique Olivares.

“No puede ser tan fácil. Él esta vivo, está viendo televisión y está comiendo, mientras nosotros perdimos a una hija”, agrega manifestando el dolor que siente su familia con la decisión de la justicia de no encarcelar al hombre que arrolló a su hija, mientras dure la indagación.

Enrique recalca que “no creemos en la venganza”, pero sí desean que el involucrado “pague y saque la cara”, pues lo que más les duele es que él “no haya tratado de ayudar a nuestra hija que quedó tirada”.

La familia Olivares Pizarro luchará hasta el final para conseguir justicia para su hija, por lo que enviarán una carta al rector de la Universidad Católica de Chile, institución donde estudia el chofer que atropelló a Soraya.

“Vamos a llegar con todos nuestros papeles al rector, con una copia de la carta, con una foto de Soraya, con el certificado de muerte de Soraya, con una petición familiar que exija que lo expulsen por su comportamiento ante la situación”, explica.

CARTA A LA FISCALÍA

Enrique Olivares y su familia enviaron una carta al fiscal de Coquimbo a cargo de la investigación, Adrián Vega, en la cual explican cómo ocurrieron los hechos, el dolor que han sufrido y los sueños truncados de Soraya.

“No quiero que mi hija sea una estadística más, y por el amor a la vida y a mi niña, como también sentir de algún modo interpretar a tanta víctima de la imprudencia en la conducción que queda desolada y sin justicia”, escribe Enrique.

Enrique Olivares, padre de Soraya. Foto: Facebook / Enrique Olivares IbacetaRespecto a los imputados en este tipo de hechos, manifiesta que están siendo “premiados con el privilegio de la libertad, mientras las víctimas o familiares de éstos, sufren (sufrimos) el duelo con aún más dolor de saber que el homicida está libre, quitándole a éste la posibilidad de que en soledad se tome real conciencia del irreparable daño causado a un tercero o la devastación de una familia”.

 

(en la foto: Enrique Olivares Ibaceta, padre de Soraya.)

 

 

APOYO A LA “LEY EMILIA”

El padre de la joven atropellada cree que “nadie quiere matar a nadie, pero las leyes están favoreciendo” a los inculpados, lo que ha quedado en claro con otros casos.

En relación a la muerte de la pequeña Emilia Figueroa de 9 meses, cuyo caso impulsa un proyecto de ley para agravar las penas contra los conductores, Enrique considera positivo que el involucrado quedara en prisión preventiva, medida que para él debiese ser obligatoria en accidentes que resulten en muerte o lesiones graves contra terceros como el suyo.

El padre de Soraya, además, cree que debiese existir un cambio en la legislación chilena ya que “a una persona que le quita la vida a otra, por imprudencia o falta de pericia al volante, se le debe cancelar su licencia de conducir de por vida y dar prisión preventiva efectiva”.