A Chile lo están Quemando

INFÓRMATE: Aquí hay más de un responsable y no te lo dirán, porque son del Poder Económico de Chile que compra y maneja al Poder Político sin asco ni ética.

Exijamos la derogación del Decreto Ley #701 y se acabarán los incendios forestales. #aChileLoEstánQuemando

El negocio de las forestales: quemar Chile

El 23 % del suelo de nuestro país está cubierto por bosques (Anuario Forestal, 2015). De ese número sólo el 15 % de las especies son “plantadas” y el resto es bosque nativo (casi 14 millones de hectáreas) (CONAF, 2016).

No es exagerado decir que en nuestro país tenemos una parte importante de los árboles del planeta. Lo que implica que lo que suceda a nuestros bosques tendrá repercusión directa a todo el ecosistema de la tierra y su biodiversidad. También se puede aseverar que lo que le suceda a nuestros árboles tendrá una directa repercusión con nuestra vida ya que son ellos quienes facilitan nuestra existencia.

decreto 701

El que todos los años se quemen nuestros bosques da cuenta que estamos frente a una crisis. Como muchos habrán notado la situación de los incendios forestales ha empeorado este último tiempo y eso no es casualidad.

Si en los años 70 el promedio de incendios forestales alcanzaba a 900 eventos, en la actualidad dichos eventos llegan en promedio a más de 5000 (CONAF, 2016).

¿Qué sucedió?

El Estado de Chile, por medio del decreto ley DL 701 que en el año 1974 Pinochet creó, promueve la proliferación de la industria extractiva de monocultivo (Pinos y Eucaliptos) y eso tiene una repercusión directa en nuestros bosques.

La mayoría de los incendios en nuestro país suceden en los períodos secos, la gran parte se generan entre los meses de Noviembre y Febrero (teniendo el peack en Enero) (CONAF, 2016). Ocurriendo en su mayoría entre la quinta y la novena región, en donde están las grandes industrias madereras [FORESTAL-CELULOSA ARAUCO (propiedad del Grupo Angelini) y FORESTAL MININCO-CMPC (propiedad del Grupo Matte)]. Este aumento de los incendios forestales se ha dado de manera sostenida en los últimos 40 años, evidenciando un aumento exponencial luego de que la industria maderera se consolidara en nuestro país.

¿Por qué?

Cuando cambias bosque nativo por monocultivo (árboles como pino y eucalipto en su mayoría) tal como lo hace la industria forestal chilena, suceden una serie de eventos; la tierra comienza a secarse ya que los árboles jóvenes (de rápido crecimiento) consumen una gran cantidad de agua y nutrientes, lo que no sucede cuando hay biodiversidad y árboles adultos; matas la biodiversidad ya que para que crezca únicamente pinos o eucaliptos se deben utilizar químicos que aniquilen el resto de la flora; contaminas el agua con las intervenciones industriales, asesinando a todo el ecosistema que dependa de ella; eliminas los sostenes naturales para los períodos de lluvia, imposibilitando la acumulación de agua para el período seco; etc (Documental “Plantar pobreza”, 2014).

Todo lo anterior facilita la aparición y la propagación de incendios. Pero además genera que comunidades enteras vivan en la precariedad, por ejemplo, nuestros Pueblos Originarios.

Onemi_AUno

En estos días, debido a la proliferación de incendios, hemos visto a muchos decir que necesitamos aviones especiales para apagar el fuego o un gran cuerpo de brigadistas bien remunerados y equipados. No lo dudo que es así, requerimos de ellos. Pero creo que también urge atacar lo que está facilitando la rápida propagación de estas catástrofes.

El Estado de Chile, desde que se instauró el DL 701, subvenciona el 75% de la inversión forestal privada del país. La industria forestal es una de las más rentables del mundo.

¿Por qué los chilenos debemos subvencionar el lucro de privados?

¿Por qué parte de ese dinero no es destinado a CONAF?

¿Por qué el DL 701 no fue derogado con la llegada de la Democracia?

¿Las forestales devolverán el territorio que el Estado de Chile les dio y que pertenecía a los Pueblos Originarios?

Hoy la industria forestal está secando nuestra tierra y está acabando con nuestros bosques. Todo bajo el amparo estatal y el subsidio del gobierno de turno, debido al DL 701. Si no se deroga dicho decreto ley, terminaremos este siglo sin bosques y sin un suelo para poder vivir.

[Roberto Conejeros. Fuentes: CONAF, Anuario Forestal, Revista Austral y Documental “PLANTAR POBREZA”

Fuente : Piensachile .com