La prevenci贸n es tarea de todos

Por Silvia Hormaz谩bal, integrante del Departamento Protecci贸n de Incendios Corma

Estamos en un a帽o complejo, enfrentando un cambio clim谩tico que causa estragos en el mundo y que ha llevado a la peor sequ铆a de la historia en nuestro pa铆s. Este escenario adverso crea condiciones propicias para la propagaci贸n de incendios, que afecta todo a su paso, sin discriminar lo que se quema en su avance.

A pesar de las campa帽as de prevenci贸n, la cantidad de siniestros va en aumento, al punto que ya no existe una temporada de incendios marcada por los veranos, porque tenemos incendios durante casi todo el a帽o. La experiencia de lo vivido en 2017 y lo que est谩 ocurriendo en Australia son ejemplos de lo que no queremos que se repita.

Tanto Conaf, como en las empresas asociadas a Corma, trabajamos todo el a帽o en prevenci贸n. Sin embargo, vemos que esto no es suficiente, pues falta asumir que los incendios son un problema de todos y, por lo tanto, debemos tomar un rol m谩s activo, cuidando nuestras casas y entorno.

El 99,8% de los incendios en nuestro pa铆s se originan por negligencias o intencionalidad. Por eso es importante tener en consideraci贸n que nuestras actividades cotidianas pueden generar directa o indirectamente un siniestro.

Buenos ejemplos de causas directas son la generaci贸n de chispas al soldar en sectores con vegetaci贸n; botar cenizas de las cocinas o estufas; encender velas en animitas sin raspado del suelo; hacer fogatas o quemas de basura, entre otros. De forma indirecta: dejando desechos combustibles en el entorno.

Como familia debemos tener un plan en caso de amenaza. Como vecinos debemos organizar grupos de prevenci贸n; identificar riesgos para eliminarlos o mitigarlos; estar coordinados para dar aviso oportuno a las instituciones correspondientes; definir v铆as de evacuaci贸n y zonas seguras y realizar simulacros, entre otras acciones efectivas.

En este sentido, la Red de Prevenci贸n Comunitaria realiza una gran labor, con m谩s de 300 comit茅s a lo largo del pa铆s que logran motivar y empoderar a vecinos para mantener un rol activo en labores de prevenci贸n.

A pesar de todos estos resguardos, hay incendios intencionales que no podemos evitar con prevenci贸n, pero podemos estar atentos a actitudes sospechosas que podr铆an ser antecedentes valiosos para entregar al 130 de Conaf, 133 de Carabineros o 134 de la PDI.

Provocar un incendio es un delito, por lo que debemos hacer todo lo posible para prevenir y聽 denunciar, con el fin de evitar que en nuestro pa铆s se repitan tragedias como las que ya hemos vivido.